Radio POP

De Brian Jones a Sid Vicious: el rockumentalista de las historias trágicas

La gente joven no sabe quién es, pero Brian Jones fue el que realmente empezó los Rolling Stones . Aunque Mick y Keith cuenten otra cosa. Siempre tuvieron una relación complicada”, dice el documentalista barcelonés Danny García . Acaba de aterrizar en Buenos Aires para presentar cinco de sus rockumentales, incluyendo Rolling Stone. Vida y muerte de Brian Jones , acerca del guitarrista fallecido a los 27 años, cinco décadas atrás.

García enfocó la mayor parte de sus documentales musicales en historias como la de Jones, rockeras y excesivas hasta lo trágico. Ha llevado a la pantalla las vidas (y muertes tempranas) de Stiv Bators ( Dead Boys, Lords of the New Church ), Johhny Thunders ( New York Dolls ), Sid Vicious ( Sex Pistols ), además de una cinta sobre el errático final de The Clash . Todas ellas se podrán ver del martes 10 al jueves 12, siempre con posterior charla con el cineasta, en Strummer (Godoy Cruz 1631), un bar palermitano, pero de nombre más que oportuno para la ocasión.

“Todo comenzó cuando leí Out of Control: The Last Days of The Clash , el libro de Vince White, el guitarrista que reemplazó a Mick Jones en The Clash para grabar Cut the Crap , una verdadera atrocidad sonora, después de la cual Joe Strummer se deprimió y disolvió la banda -dice García-. Hasta entonces, casi nadie sabía bien qué había pasado con los Clash, que ha sido siempre mi banda favorita. La versión de Vince me pareció fascinante así que lo contacté para entrevistarlo. Él aceptó y yo ya estaba pensando a quién llamar después para reconstruir esos años.”

¿Siempre te enfocás en historias trágicas?

Todas mis películas están conectadas en ese punto. Pero no ha sido premeditado sino por casualidad. Empecé por la de Johnny Thunders y en esas entrevistas surgieron puntas como para otra película sobre las últimas horas de Sid Vicious y Nancy; me pasé dos años entrevistando a gente que los conoció, que estuvo con ellos en el hotel Chesea, y que a su vez me condujo luego a investigar sobre Steve Bators, otro músico que admiro del ambiente neoyorquino en esos años.

¿Cómo es la búsqueda de archivo para este tipo de documentales?

Siempre es diferente. Pero el momento en que esas imágenes llegan a tus manos es mágico. Por ejemplo, para la de Brian, conseguimos una filmación de cuando tenía 17 años, en una barca por un canal en Inglaterra, y muchísimas fotografías inéditas. ¡Es curioso como Brian salía bien en todas las fotos! A veces pides un material al archivo de un canal de televisión. Lo has visto antes en Youtube y tiene como un minuto y medio. Pero cuando lo recibes ves que eran como tres minutos y que mucho de eso nadie lo ha visto jamás. Conseguir ese material no tiene precio. Es un regalo divino. No te lo esperas y de pronto aparece. Ahora me acaba de llegar material de una banda española, Parálisis Permanente, sobre la que estoy trabajando. ¡Cuatro años después de pedirla!

¿Cómo ves el auge actual de los documentales sobre músicos?

Hay muchísimos y cada vez más sofisticados, sobre todo a partir de la influencia de películas como Searching for Sugar Man . Lo que pasa es que esto ya no ya es el siglo XX: sin todos estos docus, las nuevas generaciones no conocerían a muchos artistas. Además, películas como la mía de Brian Jones en tres años ya no las puedes hacer. A mí ya se me han muerto varios testimonios, algunos sin llegar a ver la película. Por cierto, a mí la de Sugar Man no me emocionó tanto, pero la de los metaleros Anvil me ha encantado. También me gusta mucho el trabajo que ha hecho Don Letts, un tipo que empezó de la nada, en la calle, y terminó haciendo un documental tan potente como el Westway to the World , sobre los Clash. Alguien le regaló una cámara Super 8 y, como todos sus amigos a fines de los setenta, en Londres, tocaban en bandas, salió a filmar. También soy fan de Nick Broomfield, que acaba de estrenar Marianne & Leonard , sobre Leonard Cohen, y es impresionante. Mis docus sobre punks son bastante más rudimentarios.

¿No te parece que muchos documentales repiten demasiado el recurso del testimonio del músico mirando a cámara?

Llevo años pensando cómo hacer algo diferente. Lo que ocurre es que no creo que haya otro modelo posible, que supere al de alguien sentado contándote cómo fue la historia directamente. Hasta los docus de presupuesto más elevado utilizan ese recurso. Exile on Main Street , de los Stones, por ejemplo, no muestra a ningún entrevistado, todo lo que ves es material de archivo. Pero eso requiere una cantidad de dinero que para directores como yo es imposible.

¿Cuál será tu próxima película?

Hay varios proyectos, pero ahora mismo acabo de conseguir tres minutos del último concierto que Sid Vicious dio en su vida, en Nueva York. Te puedo decir que tira por el suelo esas teorías de que no podía cantar ni tocar. Es increíble. Algo haremos con ese material.

Ciclo de rockumentales de Danny García:

  • Martes 10 de marzo (dos funciones, a las 20 y a las 22): Rolling Stone: Life And Death Of Brian Jones (96 minutos, 2019).
  • Miércoles 11, 20 hs: Stiv Bators. N o Compromise, No Regrets (85 minutos – 2019). Johnny Thunders. Looking for Johnny (94 minutos, 2014).
  • Jueves 12, 20 hs. Sad Vacation The Last Days Of Syd And Nancy (95 minutos, 2016). The Rise And Fall Of The Clash (90 minutos, 2012).
  • Todas con presencia del director. Capacidad limitada. En Strummer Bar, Godoy Cruz 1631.
Por: Daniel Flores

Agregar comentario

Comentarios recientes

    Archivos

    Categorías